Image default

PARDO, TRANSFORMAN UNA CAPILLA ABANDONADA EN EL CENTRO CULTURAL DEL PUEBLO

LA CAPILLA ESTUVO ABANDONADA DURANTE DÉCADAS Y UN GRUPO DE VECINOS Y ENTUSIASTAS DE LA RECUPERACIÓN DE LOS ESPACIOS RURALES LA REVALORIZARON Y TRANSFORMARON EN UN CENTRO CULTURAL RURAL, DONDE SE DEBATE SOBRE GÉNERO, INTEGRACIÓN Y SE HACEN MUESTRAS DE FOTOS Y OBRAS DE TEATRO.

En Pardo, un pequeño pueblo de 200 habitantes del Partido de Las Flores, una capilla que estuvo abandonada durante décadas se ha convertido en un centro de encuentro y promoción cultural rural, un espacio de debate, dónde organizaciones de género, ecológicas y sociales se unieron para devolverle la vida a un lugar que estuvo cerrado y que hoy convoca a vecinos de la región. “Somos herejes confesos”, aseguró Juan Manuel Damperat, uno de los artífices de esta brillante idea. El sábado 7 de abril se hizo aquí el Segundo Encuentro por la Integración.

Pardo es un pueblo en donde pasan cosas extraordinarias y en donde se está gestando una idea de soberanía rural que marca un camino. Allí está el Complejo de Permacultura Yamay, donde se invita a conocer los distintos procesos de construcción con barro, además de ofrecer talleres y hospedaje, el pueblo además tiene la singularidad de haber sido la cuna de la familia Bioy Casares, Adolfo, el escritor llevaba a Jorge Luis Borges y Victoria Ocampo a pasar los veranos a su estancia “Rincón Viejo” Hoy el pueblo se reorganiza a través del grupo Pardo Auténtico, que quiere revalorizar la historia y potenciar su realidad sustentable como atractivos turísticos.

El “Segundo Encuentro por la Integración”, con entrada libre y gratuita, se hizo en la Capilla Nuestra Señora del Socoro, convocó a la Banda Acústica del Espacio Hablemos, la Colectiva Mutar, una muestra de Arte y fotos, charlas y talleres de permacultura en Yamay y un cierre con la obra teatral “Atuación Policial” del grupo Del Borde Teatro de Las Flores. “Que haya grupos de género en un pueblo de 200 habitantes fue muy importante. Debatimos sobre la despenalización del aborto, que apoyamos, nos informamos, intercambiamos ideas y experiencias”, explicó Damperat. “Vinieron jóvenes del pueblo y de Las Flores interesados en conocer y reflexionar sobre estos temas”, completó. Pardo, la pequeña comunidad, pensó los temas nacionales. Nadie de los que llegaron hasta aquí tienen pensado irse de sus localidades. Desde la capilla, convertida en centro cultural y social, se fomentó el arraigo.

El Espacio de Género “Hablemos”, presentó su proyecto, se trata de un colectivo que propone crear un diálogo sobre “sexualidades disidentes, feminismo, cuestiones sociales, de educación, siempre abordadas con perspectiva de género” Desde la Capilla se promovió a “contribuir a un cambio de paradigma social y a que temas relacionados al género y sexualidades disidentes dejen de ser tabú. Se busca generar una movilización de la sociedad para contribuir entre todos una sociedad igualitaria y libre de discriminación”. Siguiendo con esta línea la Colectiva Mutar, bajo el techo nuevamente consagrado de la capilla, pero esta vez bendecido por la voluntad de cambio y resistencia, sostuvieron que: “Creemos que la potencia de la organización de las personas se da a partir de una práctica colectiva que nos interpela para deconstruirnos y construir otra sociedadCreemos que no podemos esperar a que cambie el mundo para cambiar lo que hoy nos molesta. Porque entendemos que la tarea es tomar el cielo por asalto desde aquí y ahora”. De esta forma, las minorías se unieron desde la pequeña comunidad. En la pequeña escala, se fortalecieron.

La nota completa en: https://www.elfederal.com.ar/pardo-transforman-una-capilla-abandonada-en-el-centro-cultural-del-pueblo/

Artículos Relacionados

Con aroma de campo

yamay

Un ramillete rural

yamay

La siesta perfecta: cinco pueblos mega tranquilos y bucólicos para huir de la ciudad, descansar (y nada más)

Equipo Yamay

4 comentarios

Anabella Díaz agosto 17, 2020 at 22:32

Hola! Luciano mi hijo de de 14 años se acerca con esta nota y me dice, “ya se donde quiero que vivamos,acabo de investigar todo del pueblo”. Nosotros somos de la ciudad pero amamos el campo, hace años cada vez que podemos viajamos a Azcuénaga, San Andrés de Giles, no conocía la existencia de pardo, cuando la cuarentena termine vamos a ir y quién dice cumplir este sueño que gracias a está nota nace, de vivir ahí. Gracias por dejarnos conocer un poco de este hermoso lugar. Con esta nota nos enamoramos de pardo, mis dos hijos y yo los felicitamos por el amor que se Lee en cada palabra. Gracias!

Responder
Marcelo Giuggioloni diciembre 11, 2020 at 09:46

Hola Anabella,

QUE HERMOSAS PALABRAS !!!! Que emoción sentir que se trasmite el amor que tenemos por Pardo y lo han percibido.

Te pido disculpas por la demora en responder, se me ha traspapelado el mensaje. Mirá, desde el 1 de Diciembre reabrimos las puertas así que te voy a pasar información para visitarnos y conocer la cantidad de cosas que están pasando en Pardo, y Las Flores para seguir enamorándolos.

Un fuerte abrazo!
Marcelo
info@yamay.com.ar

Responder
Iris diciembre 8, 2020 at 00:21

Que hermoso y gran proyecto 🤩… Felicitaciones… Una gran organización y amor… Espero pasar en algún momento por este pueblo. Navegando un poco por la internet viendo pueblos de buenos aires dónde vivir salió este … permacultura, centro culturales y tranquilidad una hermosa covinacion…Un lugar que tiene de todo… Abrazos de luz

Responder
Marcelo Giuggioloni diciembre 11, 2020 at 09:49

Hola Iris,

Muchisimas Gracias por el comentario. Nos encantaría recibirte y compartir todo este ecosistema que estamos construyendo desde hace tantos años.

Envianos cualquier consulta que tengas que estaremos felices de seguir compartiendo.

Saludos,
Equipo Yamay
info@yamay.com.ar

Responder

Dejá un comentario, de esos lindos ;)